Debido a que el oro es un elemento muy poco reactivo, hay un número muy limitado de compuestos en la naturaleza, se puede presentar libre o asociado con otras fases minerales como los sulfuros.

Dentro de los procesos metalúrgicos se encuentra el de recuperación de valores por adsorción y desorción de carbón activado.

Este método consta en la mayoría de las veces de los siguientes pasos:

La solución rica es bombeada desde las piletas hacia el circuito de adsorción, ubicado generalmente a poca distancia de ellas.

Dentro de este circuito se agrega un antincrustante, para asegurar el flujo continuo de la solución, después se pasa a las columnas de carbón donde los valores son atrapados por el carbón activado.

 

La inyección de la solución rica a las columnas se lleva a cabo por la parte inferior a contracorriente para evitar la compactación del carbón en el fondo de la columna y la salida de la misma es pasada a la siguiente columna por la parte superior, las batería de columnas de carbón pueden ser de diversos tamaños y cantidades según se requiera, por lo general se tienen entre cuatro y cinco y puede existir más de un circuito de columnas.

Una vez recuperados los valores en el carbón, la solución pobre o barren, se bombea de nuevo al proceso previo; en la mayoría de los casos a los patios de lixiviación, agregándole cianuro y cal para reactivarla.

Los carbones cargados con los valores son lavados con ácido clorhídrico, para eliminar impurezas y se bombean al tanque de despojo donde se agrega sosa y cianuro creando así cianuro caustico, el cual despoja al carbón de los valores y es almacenado para pasar a la siguiente fase del proceso, por lo general en celdas electrolíticas.

 

 

Quedo a sus ordenes para cualquier comentario, y le agradezco por su lectura.