Antecedentes

La corrosión siempre ha sido un punto de importancia para la operación y mantenimiento de diferentes procesos industriales.

La falla en materiales  en equipos de proceso incrementan sustancial mente los costos de operación y mantenimiento. Los paros no programados para reparación de daños por corrosión tanto en tuberías , válvulas  e instrumentos de medición y otros equipos pueden ser extremadamente castosos. Cualquier esfuerzo por lograr que los procesos operen en manera más segura y efectiva por mayor tiempo, da grandes beneficios.

La fragilización de un acero por la presencia de hidrógeno se produce debido a que el carbono presente en el acero reaccciona con el hidrógeno que ha penetrado su estructura.

Cuando hablamos de transmisores de presión, comunmente con diafragmas de acero inoxidable, los daños se presentan por la fragilización por hidrógeno a consecuencia de la penetración del hidrógeno , dando como resultado una disminución en la ductilidad y la resistencia a la tensión de la membrana que provoca una deformación local y, en casos extremos, la destrucción total de la membrana de medición.

 

Solución

Como un método para evitar la fragilización por hidrógeno , se añaden algunos elemementos al acero como :  Cromo , Molibdeno, Tungsteno , Titanio , Vanadio o Niobio. Estos elementos son eficacez para la fragilización por hidrogeno ya que forman carburos muy estables , de maneran que fijan al  carbono al acero impidiendo que reacciones al hidrógeno , pero dan como resultados generalmente material muy duros y poco maleables que puede ser utilizados para tuberias y otros equipos , pero no como membranas de medición en los equipos de medicion de presión .

La manera mas común de resolverlo es recubrir la membranas estándar de acero inoxidable con materiales como Zinc, Rodio u Oro ( este último es el mas utilizados por sus propiedades contra la corrosión) , o utilizar celda de medición cerámica (Al2O3) con 99.9% de pureza .

 

Nuestra propuesta

Si bien hay una variedad de metales y fluidos de relleno disponibles para cumplir con una amplia gama de compatibilidades químicas, estos materiales “exóticos” a menudo son caros. Una propuesta de Endress+Hauser  para evitar la difusión de hidrógeno en los transmisores de membrana metálica es 316L recubierto con rodio-oro , pero aun hay algo mejor.

Los transmisores de presión que utilizan sensores de cerámica son especialmente adecuados para proporcionar medición de presión en aplicaciones donde los sensores metálicos suelen tener dificultades. En el corazón de un transmisor de presión de cerámica de Endress + Hauser se encuentra el material cerámico Ceraphire ™ tiene una tasa de difusión más baja que las membranas recubiertas en Oro. Como resultado, los sensores de presión de cerámica son más adecuados para aplicaciones donde la permeación de hidrógeno es un problema a una fracción del costo de los sensores metálicos recubiertos en rodio-oro.

Para esta aplicación de transmisores de presión o cualquier otra , estamos a sus órdenes para orientarlos sobre la mejor selección de material y equipos de medición.