En el proceso de extracción de oro y otros metales preciosos la recuperación del mineral se mide en onzas, por lo que una diferencia en gramos puede representar grandes diferencias en la eficiencia de todo el proceso.

El carbón activado se emplea en la extracción de oro después de la cianuracion, por lo general en tanques llamados columnas de carbón las cuales son cargadas por su parte inferior con la solución rica en oro para evitar la compactación del carbón en el fondo, estas columnas pueden ser de diversos tamaños y cantidades, por lo general se acomodan en circuitos de entre cuatro y cinco columnas y puede existir más de un circuito de columnas.

El carbón activado es un material orgánico que tiene una estructura porosa con una gran área superficial una vez que es activado en su proceso de fabricación, (poros inferiores a 2nm y entre 500 y 2500 m2/g), el carbón activado hecho de cascara de coco es el más utilizado actualmente, ya que cuenta con características como su capacidad de absorción, resistencia al desgaste, reactivación y su fuerza mecánica.

Existen algunos factores que pueden afectar la eficiencia de la absorción de oro en el carbón activado, algunos de ellos son:

Temperatura: La absorción del oro es exotérmica por lo que la capacidad de carga disminuye cuando la temperatura aumenta.
Concentración del cianuro: Cuando la concentración del cianuro libre aumenta la velocidad de carga del oro en el carbón disminuyen.
Concentración del oro en la solución: La velocidad de absorción del oro y el equilibrio de carga aumentan, cuando aumenta el contenido de oro en la solución.
pH: A menor pH mayor velocidad de absorción y capacidad de carga.
Fuerza iónica: La velocidad de absorción y la capacidad de carga aumentan al aumentar la fuerza iónica
La capacidad de carga de oro aumenta en la presencia de cationes de calcio, magnesio, hidrógeno, litio, sodio y potasio.
Otro factor importante a considerar es que la absorción de los metales en el carbón activado hace que estos compitan con el oro por los poros activos de absorción, por lo que es importante conocer la concentración de cada uno de estos metales, las propiedades del carbón con el que contamos y las condiciones actuales de la solución.

 

 

 

 

 

 

 

Le agradezco por su lectura y quedo atento a sus comentario.