Las operaciones mineras requieren grandes cantidades de agua para dar continuidad a su proceso productivo, es por esto que la recuperación de este activo es una pieza clave en su eficiencia operativa.

Para la separación de sólido y líquido, por lo general se utilizan tres metodologías: espesamiento, filtración y secado térmico. Del el 75% al 80% del agua puede ser removida por medio de espesadores y cerca del 90% con filtros en etapas posteriores.

El espesamiento es la técnica de separación de líquidos y sólidos más ampliamente usada ya que es relativamente barata, y permite una alta capacidad de procesamiento.

Se define el espesamiento como el proceso mediante el cual, por acción de la gravedad, se provoca el asentamiento de las partículas sólidas suspendidas en un líquido, generando una pulpa espesada en la parte inferior y un líquido clarificado en la parte superior.

En el proceso de espesamiento se utiliza un compuesto químico llamado floculante el cual es un polímero orgánico de cadena larga y alto peso molecular, soluble en agua, y que forma puentes o uniones entre partículas, creando así una partícula de un mayor tamaño que se sedimentara más rápido, acelerando el proceso de separación sólido y líquido.

Las partículas sólidas se depositan en el fondo del espesador y son extraídas para ser finalmente descargadas en la presa de jales. La mayor parte del agua de proceso es extraída por la parte superior del espesador y regresada a la planta.

Algunos factores que influyen en la separación de sólido y líquido son los siguientes:

TAMAÑO DE PARTÍCULA Y GRANULOMETRÍA

Generalmente las partículas finas tienen una capacidad más baja de sedimentación. Un incremento del área superficial significa una menor concentración en la salida inferior del concentrador (underflow) en la descarga.

CONCENTRACIÓN DE SOLIDOS

La mayor parte de los espesadores son diseñados sobre la base de la unidad de área requerida (metro cuadrado por tonelada seca por día) y su tamaño puede variar conforme aumenta la concentración de sólidos en la alimentación.

Dentro de los diferentes tipos de floculantes se encuentran los:

  • Floculantes minerales.
  • Floculantes naturales.
  • Floculantes sintéticos.
  • Floculantes anionicos.
  • Floculantes no iónicos.
  • Floculantes catiónicos.

 

 

Cada uno de ellos con características muy particulares, y que son utilizados en diferentes procesos.

 

 

Le agradezco por su lectura y quedo a sus ordenes para cualquier duda o comentario.