¿Como saber si hay una fuga? ¿Que podría pasar? ¿Cuáles son los principales peligros de salud relacionados con la respiración y el gas de amoniaco?

Lo que debemos de saber es que el gas de amoniaco es un severo irritante del tracto respiratorio. Es perceptible por el olor a 0.6 a 53 ppm. Irritación de nariz y garganta en concentraciones tan bajas como 24 ppm luego de exposición de 2-6 horas son unas de los síntomas que se pueden presentar . Una exposición de 10 minutos a 30 ppm es ligeramente irritante, mientras que 50 ppm puede ser considerada moderadamente irritante. A 500 ppm, ocurre una inmediata irritación severa de nariz y garganta. Una breve exposición a concentraciones por encima de 1500 ppm puede provocar edema pulmonar, una potencial acumulación fatal de fluido en los pulmones. Si la víctima sobrevive, se puede dar recuperación completa dependiendo del alcance de la lesión al tracto respiratorio y los pulmones. Sin embargo se han observado desórdenes pulmonares y respiratorios a largo plazo luego de exposiciones de corto plazo al amoniaco.

Los límites de exposición por toxicidad están establecidos por cada país o entidad normativa. En México la NOM-010-STPS-2014 establece el límite de exposición para 8 horas en 25ppm y el límite de exposición de corto tiempo (15 minutos) en 35ppm. El nivel inmediatamente peligroso a la salud con efectos irreversibles es de 300 ppm. En el caso de la explosividad el Amoniaco forma mezclas explosivas en concentraciones desde 15.4 (LEL)% Vol hasta 33.6%Vol (UEL).

¿Qué pasa si el gas de amoniaco entra en contacto con la piel?

Niveles altos de gas de amoniaco en las vías respiratorias se disuelven en la humedad de la piel, formando el corrosivo hidróxido de amonio. A 10000 ppm, el amoniaco es levemente irritante a la humedad de la piel. A 20000 ppm, los efectos son más pronunciados y a 30000 se pueden producir quemaduras químicas con ampollas. Estos mismos niveles de exposición serán casi seguramente fatales debido a los efectos de salud por inhalación.

El contacto directo con gas líquido puede producir congelamiento y quemaduras corrosivas. Los síntomas de congelamiento incluyen entumecimiento, comezón y picazón en el área afectada. Los síntomas de congelamiento más severo incluyen una sensación de quemazón y rigidez en el área afectada. La piel puede volverse amarilla o blanco serosa. Ampollas, muerte de tejido y gangrena pueden desarrollarse también en casos severos. Las quemaduras corrosivas de la piel han resultado del contacto directo con un chorro de amoniaco líquido. Puede resultar cicatrización permanente de la piel.

ECN en conjunto con nuestro socio de negocios Drager podemos brindarle asesoría sobre este tema para contar con el equipo correcto para la detección de amoniaco ya sean fijos o portátiles, así como el equipo de protección personal necesario para atender estas situaciones