¿Quien dice que la industria alimenticia es segura? Preservación, enfriamiento, germicidas y carbonatación entre otros son las sustancias peligrosas que están habitualmente presentes en muchos procesos en la industria alimenticia.

El amoniaco líquido es el elemento principal que se emplea para la refrigeración. Si aumenta la temperatura del amoniaco, se convierte en un peligroso gas que puede resultar mortal.

El 9% vol. de CO2 es suficiente para matar en cuestión de minutos. Aproximadamente 1,7 toneladas de CO2 Es el número de toneladas al día que se comprimen en botellas durante el proceso de embotellamiento de una industria refresquera.

Inclusive en lo mantenimientos de planta, donde se requiere dar mantenimiento a tanques con poca ventilación, en este espacio confinado se tiene la necesidad de usar sustancias toxicas o inflamables para realizar el mantenimiento y limpiezas de estos tanques así como la posibilidad de tener una deficiencia de oxigeno al estar realizando los trabajos.

Además de la protección de la salud de los empleados, los sistemas de seguridad son un tema clave. Un control confiable de gases tóxicos, inflamables y explosivos resulta esencial, y es de vital importancia a la hora de desarrollar planes de emergencia y de gestión de incidentes.

 

 

 

En ECN podemos ayudarle en este tema y brindarle soluciones en este y otros temas.