Frecuentemente nuestros clientes nos preguntan cual es la frecuencia de calibración del instrumento que están adquiriendo o que incluso están rehabilitando.

La respuesta a esta pregunta es: “depende”.

La frecuencia óptima de calibración la decide el usuario, generalmente las áreas de calidad o confiabilidad y depende de diversos factores que se describirán en este artículo ya que no existe una  frecuencia de calibración obligatoria que especifiquen los fabricantes de instrumentos de medición.

Los tres factores que se describen a continuación son solo algunos de los mas importantes, sin embargo, las plantas pueden definir otros factores con base en sus políticas y lineamientos de calidad, seguridad, etc.

1. Criticidad de la medición

Sin duda uno de los factores mas importantes, usualmente las plantas cuentan con estándares de clasificación de la criticidad de diversos elementos de proceso y por ende calibrará los instrumentos mas críticos con mayor frecuencia que los menos críticos con el objetivo de garantizar la exactitud requerida de medición.

En caso de no contar con un estándar de clasificación de criticidad se sugiere definir tres niveles de criticidad (alto, medio y bajo) y definir el nivel con base en el impacto y consecuencias que puede generar el instrumento en falla a la calidad, productividad y seguridad del proceso y las personas así como en la probabilidad de falla del instrumento.

2. Historial de la estabilidad del error 

Se recomienda a los clientes llevar un registro de los resultados de las calibraciones con el objetivo de evaluar la estabilidad de los errores de medición a lo largo del tiempo y que esto sirva para diseñar planes de calibración.

Si se tiene un instrumento que cada vez que es calibrado suele tener errores de medición fuera de los límites de tolerancia definidos entonces se requerirá calibrar el instrumento con mayor frecuencia, sin embargo, un instrumento que suele tener errores de medición dentro de los límites de tolerancia podrá ser evaluado para ampliar el intervalo de tiempo de calibración.

3. Condiciones de operación

En este punto existen dos condiciones a evaluar, por un lado existen condiciones de proceso severas para los instrumentos como altas temperaturas, altas presiones, cambios bruscos de estas condiciones, alta vibración, entre otros factores.  Por ende, dependiendo de la criticidad y del historial de la estabilidad del error de medición, se requerirá calibrar con mayor frecuencia aquellos instrumentos en condiciones más extremas.

Por otro lado, existe el factor de la disponibilidad de la operación de la planta para calibrar los instrumentos, es decir, dependiendo del plan de producción se definen espacios de tiempo para realizar trabajos de mantenimiento y por ende se dependerá totalmente de ese espacio de tiempo para intervenir el instrumento y realizar la calibración.

4. Facilidad para el desmontaje y montaje del instrumento.

En la mayoría de las ocasiones se requerirá desmontar el instrumento para calibrarlo y posteriormente montarlo y ponerlo en marcha.

A veces suele pasar que el tiempo disponible para la calibración no es suficiente para llevar a cabo tareas de desmontaje y montaje, por tal motivo, siempre considere el tiempo y recursos necesarios para el desmontaje y montaje del instrumento como parte de la tarea de calibración.

ECN Automation ofrece servicios de calibración y puede ser su aliado en sus requerimientos para mantenimiento y calibración de instrumentos de medición.

Contáctenos, estamos para servirle.

Ing. Javier Miroz

Director de Metrologia y Servicios

ECN Automation