Cuando se trata de estrictas regulaciones y de un número creciente de sustancias peligrosas que pueden poner en riesgo a los trabajadores y los equipos, necesita soluciones en las que pueda confiar. Los requisitos de hoy día en la seguridad ocupacional, los procesos y en la planta en la industria farmacéutica son enormes y requieren soluciones fiables.

“Cero accidentes” es igual a “Contaminación cero”, lo que significa seguridad para usted, sus trabajadores y su entorno contra peligros potenciales. En Dräger nos comprometemos a ofrecerle la información que necesita. Nuestra misión es proporcionar los estándares de seguridad más exigentes que le ayuden a terminar su tarea. Desde equipos de protección individual para los trabajadores en el laboratorio y la producción a tecnología de detección de gases fija para las cabinas y salas limpias.

En el año 1994 Dräger presentó el primer sensor de peróxido de hidrógeno electroquímico (H2O2) para supervisar concentraciones bajas de peróxido de hidrógeno vaporizado (VHP). El VHP se convirtió en la sustancia preferida para la descontaminación por su efecto bioactivo para eliminar bacterias. Se utiliza en máquinas envasadoras, aisladores de barrera, cajas de guantes, bancos de trabajo y habitaciones enteras.

El peróxido de hidrógeno vaporizado (VHP) se genera al vaporizar activamente una solución acuosa de peróxido de hidrógeno e inyectarla en una habitación. Alcanzar una tasa alta de biodescontaminación de microorganismos requiere establecer una concentración y un tiempo de exposición altos. El VHP se considera nocivo para los seres humanos. Por esta razón, en muchos países se ha fijado un valor límite de exposición en el entorno de trabajo. El personal que se encuentra en el exterior de una estancia o una instalación fumigada debe protegerse frente al contacto accidental con vapor de H2O2.

Al final del ciclo de esterilización, la estancia o el volumen se aclaran con aire fresco. Es necesario analizar el aire antes de autorizar al personal a entrar en la estancia con seguridad, o bien incorporar material nuevo y sensible para la fase de fabricación. La concentración de H2O2 debe reducirse a través de un proceso de ventilación hasta niveles que no sean peligrosos, por lo general menos de 1 ppm.

El generador que crea el vapor de H2O2 para esterilizar también puede conllevar riesgos para el personal; por esta razón se supervisan las mangueras de conexión y el entorno del generador por si pudiera haber fugas de gas H2O2. Es necesario realizar un análisis de riesgos para satisfacer los requisitos de las directrices. El objetivo es identificar todas las fuentes potenciales de riesgo, y definir medidas para controlar la exposición mediante instrumentos de medición de gases, equipos de protección individual e instrucciones de funcionamiento.

Dräger ofrece nuevos sensores calibrados en fábrica. La información de calibración se almacena en el sensor. Para repetir la calibración, puede retirarse el sensor del transmisor y enviarse a un taller de mantenimiento de Dräger para realizar la calibración de H2O2 de nuevo. Hay un sensor de repuesto que continúa con la medición provisionalmente. Los sensores se suministran con un certificado de calibración que documenta los valores de las mediciones antes y después de la calibración. Los DrägerSensors para H2O2 tienen una sensibilidad cruzada con el dióxido de azufre (SO2). La relación empírica de sensibilidad entre el SO2 y el H2O2 se conoce como sensibilidad relativa. Este valor tiene una varianza estadística y no tiene una constante de tiempo garantizada. La tolerancia para los sensores nuevos es de ±10 %. Por cuestiones de precisión y fiabilidad, es preferible calibrar con el gas objetivo H2O2 en lugar de llevar a cabo una calibración alternativa con SO2. En la hoja de datos técnicos hay otras especificaciones sobre rendimiento.

Monitorización del lugar de trabajo y detección de fugas El usuario lleva un dispositivo portátil que le protege y le alerta de cualquier exposición presente. Los detectores fijos de gas sirven para supervisar una zona. Es importante que los detectores fijos de gas estén situados de forma que detecten el gas rápidamente y con fiabilidad. Para garantizar esta condición, es necesario inspeccionar y tener en cuenta la dispersión del gas y el caudal de aire. Con Dräger Flow Check puede hacer visible el perfil del caudal de aire para verificar las hipótesis.

Los equipos de Dräger protegen y salvan vidas, permitamos ayudarle en ECN puede encontrar al asesor que le puede dar mas información de esta y otras aplicaciones