Uno de los procesos más utilizados para la recuperación de oro y plata obtenidos por medio de cianuración es el de adsorción desorción y recuperación, conocido también por sus siglas como ADR, en este artículo repasaremos de manera breve como se lleva a cabo.

El proceso ADR empieza cuando se recibe la solución rica proveniente generalmente de los patios de lixiviación, esta se deposita en una pila para de allí ser bombeada al proceso, primeramente esta solución se pasa por un filtro malla que remueve cualquier impureza contenida en la solución rica.

Una vez filtrada la solución rica entra al circuito de columnas de carbón activado, este tipo de carbón tiene una estructura porosa que nos brinda una gran área superficial, lo que hace que sea un material ideal para la absorción, el carbón es activado en dos etapas: la activación térmica, que consiste en oxidar el carbón en una atmósfera de vapor, y la activación química donde el carbón es calentado en presencia de agentes deshidratantes.

La solución rica es inyectada por medio de bulbos (cuya función es mantener el carbón en suspensión) a la parte inferior de la primera columna, esta sube hasta desbordar por la parte superior para ser enviada a la segunda columna y así sucesivamente hasta llegar a la última, después de esto la solución es filtrada por segunda ocasión y enviada a la pila de solución pobre llamada así por el bajo contenido de oro presente en ella, típicamente la columnas de carbón están arregladas en baterías de entre cuatro y seis y puede existir más de un circuito dentro de la planta ADR.

Dentro de cada columna el oro se va depositando en los poros del carbón activado, siendo la primera donde se tiene la mayor concentración de oro, la cual va disminuyendo conforme la solución es pasada de columna a columna esperando de esta manera que la última columna contenga una solución con muy poco contenido de oro.

El carbón que es recuperado de las columnas cargado ahora con oro, es enviado a un tanque de lavado ácido, donde es sometido a un flujo constante de cianuro caustico para extraer el oro de los poros del carbón, una vez que el carbón es despojado de los metales preciosos, la solución resultante es enviada a refinería para ser tratada en un proceso de electrodeposición, y el carbón ya sin valores es enviada al horno de reactivación para continuar en el proceso.