Dentro de las etapas del circuito Merril Crowe para la recuperación de oro, después de la clarificación y la remoción del oxígeno disuelto, se encuentra la precipitación con polvo de Zinc.

En este artículo mencionaremos, de manera breve, algunas de las características de esta parte del proceso productivo de la planta Merill Crowe.

Hay que señalar que la precipitación de Oro con polvo de Zinc, es de los métodos más ampliamente usados, ya que es de operación simple, tiene una buena eficiencia, y una vez alcanzado su equilibrio dinámico en las plantas, se requiere de poco personal para su operación.

El Zinc separa de la solución cianurada el Oro por vía de la oxido-reducción, ya que el Zinc tiene un potencial más electronegativo que el Oro, en esta reacción el Oro gana electrones (se reduce a metal) y el Zinc se oxida (pierde electrones).

Para que este proceso se lleve a cabo de manera eficiente es necesario que la mayor cantidad de oxígeno disuelto sea removida de la solución rica, ya que incluso cantidades muy pequeñas de oxigeno pueden tener un efecto negativo en la precipitación.

Como esta reacción química es de naturaleza reductora, en presencia de oxigeno disuelto el metal puede llegar a redisolverse, aumentando el consumo de Zinc por efecto de la oxidación, y arrojando un precipitado de baja calidad, debido a una alta concentración de zinc.

En algunas ocasiones, con miras a aumentar la eficiencia de la precipitación, se adiciona a la solución clarificada, (antes de la adicción de zinc), pequeñas cantidades de nitrato de plomo o acetato de plomo.

 

 

Le agradezco por su lectura y quedo a sus ordenes.