El hierro es un metal por lo que no se encuentra en estado puro en la naturaleza, sino que forma parte de numerosos minerales. Los minerales más utilizados para la obtención de hierro en la actualidad son dos óxidos, la hematita y magnetita, y también están la limonita, que es un hidróxido de hierro y la siderita o carbonato de hierro.

En este artículo mencionaremos de manera breve, los procesos involucrados en la obtención de hierro. Después de la parte de minado y acarreo el mineral se somete a los procesos mencionados a continuación:

Trituración y molienda.

La trituración tiene por objeto reducir el tamaño de los minerales. Esta etapa del proceso puede realizarse en seco, en máquinas llamadas quebradoras, en la mayoría de los casos del tipo giratorio.

La molienda puede ser de tipo húmedo y de tipo seco, para este proceso se utilizan los molinos rotatorios.

La diferencia entre la trituración y la molienda está en el tamaño de los materiales obtenidos en cada proceso: en la molienda se obtiene el mineral en partículas más pequeñas que en la trituración.

Clasificación.

Es la separación del material obtenido en los procesos anteriores por tamaños similares. Se utilizan diversos instrumentos y procedimientos. Como la criba que separa el material por tamaño, por una parte los que pasan por una malla y los que no pasan y el tamiz que es una criba fina y se usa para obtener partículas muy pequeñas.

Concentración

Es la operación de separar el mineral objetivo de otros elementos, los procedimientos más utilizados para este fin son:

  • Flotación: Se separan las partículas de materiales diferentes haciendo que el mineral objetivo flote sobre una solución acuosa en forma de burbujas y los demás elementos se precipiten hacia el fondo de la celda de flotación.
  • Separación magnética: Un material con propiedades magnéticas como el hierro se puede separar de la escoria aplicando un campo magnético. Las partículas magnéticas que entran a este campo son atraídas a las líneas de fuerzas, y migran a la región de mayor densidad de flujo, esta es la base de la separación magnética.

Peletización

Si el mineral tiene un bajo contenido de impurezas (principalmente fósforo y azufre), puede ser utilizado para carga directa a Altos Hornos, requiriendo sólo tratamientos de molienda y concentración. Pero si el contenido de impurezas es relativamente alto, se realiza también la molienda y concentración, pero se requiere además de un proceso químico de peletización, donde se reducen significativamente estas impurezas.

La peletización es un proceso que consiste en la aglomeración del mineral finamente molido o un concentrado por la adición de aditivos, aglomerantes y una determinada cantidad de agua para darle forma de partículas esféricas las cuales son endurecidas por cocción en hornos rotatorios.

Briquetado

Para este proceso se suministra esponja de hierro granular, obtenida de la reducción del mineral en hornos rotatorios y se hace pasar por una prensa de rodillos para moldearlo en forma de briquetas, que serán posteriormente utilizadas como carga metálica en hornos eléctricos para la fabricación de acero.

Le agradezco por su lectura y quedo atento a sus comentarios.