En la minería de oro uno de los procesos más usados para la extracción metalúrgica es el de Merrill Crowe, llamado así en honor a sus creadores Charles Merril y Thomas Crowe alrededor del año 1900, en este artículo le describiré de manera muy breve como funciona este proceso y los equipos utilizados en el mismo.

Los objetivos principales de este proceso son el obtener la mayor cantidad de valores una vez fundidos los precipitados de este proceso y también el minimizar la cantidad de valores en las escorias.

El proceso de precipitación de oro y plata inicia con la clarificación de la solución rica proveniente de los procesos previos como la lixiviación en patios, esta clarificación se realiza por lo general en filtros de hojas o laminas los cuales contienen mallas de metal recubiertas con una tela sintética filtrante.

Una vez filtrada la solución rica es pasada a la torre desoxigenadora, este elemento es el que retira el oxígeno disuelto de la solución de manera mecánica creando un alto vacío, este proceso es muy importante ya que en presencia de oxigeno la precipitación de los valores no se puede llevar a cabo de manera eficiente.

En el siguiente paso se adiciona el polvo de Zinc que lleva a cabo una reacción química de oxidación/reducción, en donde el oro recubre las partículas de Zinc, junto con otros compuestos como la plata y el mercurio.

La solución después es pasada por filtros prensa de donde se obtiene el precipitado de oro y plata que será fundido en un horno de retorta donde se extrae el mercurio y es mezclado con fundentes, después se envía a los hornos de inducción donde se funde para separar los valores de oro y plata de otros metales base y el producto final llamado Doré es vertido en moldes para formar barras y se preparan para su embarque.

Le agradezco por su lectura y quedo a sus ordenes para cualquier duda o comentario.