En algunas ocasiones los yacimientos de oro pueden contener importantes cantidades de cobre o zinc, que forman complejos cianurados que se pueden disociar en cianuro débil y a la vez compiten con el oro por el cianuro disponible en la solución. Esto trae como resultado un alto consumo de cianuro y la posible contaminación del producto final.

Para estos casos se ha desarrollado un proceso llamado SART por sus siglas en ingles de las operaciones que se llevan a cabo: sulfidización, acidificación, recirculación de cianuro y espesamiento (thickening), en este artículo veremos de manera breve como funciona este proceso.

El proceso empieza en un reactor de precipitación donde se lleva a cabo la etapa de acidificación y sulfidizacion, mediante la adición de ácido sulfúrico y sulfhidrato de sodio, con esta acidificación de la solución se permite que los complejos formados con cianuro y metales como el cobre tengan un rompimiento y la adición de NASH permite la precipitación de sulfuros metálicos como es el caso del cobre.

Los sólidos que se generan en el reactor son espesados, filtrados y secados en varias ocasiones para obtener como producto final sulfuro de cobre.

Por otro lado, la solución clarificada del rebose del espesador es unida a la solución filtrada para conformar lo que será la solución rica tratada que se envía a un reactor de neutralización donde se aumentara su PH por medio de la adición de cal, lo que transforma el cianuro disuelto en cianuro de calcio y se precipitara yeso, que después será separado por medio de espesamiento y filtrado.

El rebose de este último espesador de yeso, así como la solución filtrada de la torta o cake obtenida del bajo flujo del espesador, son el producto final del proceso SART, esta solución es enviada al circuito de soluciones de lixiviación y la torta obtenida del proceso se descarta.

Al utilizar este proceso se optimiza la recuperación de oro, se obtiene sulfuro de cobre como producto secundario y se reduce el consumo de cianuro, ayudando a mejorar los costos de operación.

 

 

 

Le agradezco por su lectura, y quedo atento a sus comentarios.