Residuos metálicos del proceso de extracción o hasta un simple trozo de metal puede ocasionar un daño en sus equipos y con esto llegar a parar su producción lo cual implicaría altos costos en la operación de su proceso.

Los detectores de metales son un medio económico y rentable para proteger transportadores, quebradoras y equipos que pueden ser sensibles a un daño por un trozo de metal.

El equipo detecta la presencia de objetos metálicos en el material que esta siendo transportado y puede emitir una señal la cual permitirá al usuario retirar el objeto del proceso de manera manual o de manera automática por medios mecánicos.

El detector funciona generando un campo magnético entre una bobina transmisora y bobina receptora como se muestra en la siguiente imagen:

Cuando los objetos metálicos entran en contacto con el campo magnético producen un campo magnético secundario. Este campo genera una señal de salida en la bobina receptora. El detector mide el efecto del campo magnético secundario solo en el tiempo en que el campo magnético principal deja de funcionar.

Existen objetos que pueden generar un campo magnético secundario que no es un objeto de rechazo como tal, estos pueden ser la banda transportadoras y minerales que tienen características de conductividad considerables.

Los detectores de metal se adecuan para diferenciar entre los elementos de proceso y los objetos o fragmentos de rechazo.

El equipo permite ajustar la sensibilidad del dispositivo con señales de salida y ubicación del periodo de tiempo de medición.

En ECN automation contamos con personal especialista que garantizaran el correcto funcionamiento de su equipo.

Ofrecemos servicios de venta, instalación, puesta en marcha, diagnóstico y mantenimiento.

Pregunte por nuestros servicios, estamos para servirle.