¿Qué son?

Un intercambiador de calor de placas se utiliza para transferir calor de un fluido a otro.

partes

¿Cómo funcionan?

Esta transferencia de calor se produce en el interior de las placas. Este intercambiador de calor de placas está formado por placas con una cámara de aire entre ellas. El espacio forma conductos por los cuales pueden fluir ambos fluidos, intercambiando calor entre las placas. El número de placas utilizadas en un intercambiador de calor de placas depende de su capacidad de intercambio de calor (kW). Cuantas más placas tenga, mayor será su capacidad.

Este tipo de intercambiador de calor se utiliza principalmente para intercambiar calor entre líquidos, pero también se puede utilizar para intercambiar calor de líquido a gas.

Eficiencia en los intercambiadores de placas

Los intercambiadores de placas logran unos valores muy elevados de eficiencia energética gracias a que presentan una gran superficie de intercambio entre los dos fluidos.

Pese a estas buenas características en este aspecto, presentan problemas operativos como los debidos a las obstrucciones por ensuciamiento y una pérdida de carga elevada. Esta pérdida de carga, fruto de la fricción de los fluidos en esta gran superficie de intercambio, mejora el comportamiento energético de la transmisión de calor, pero aumenta el consumo de energía en las bombas.

Estos intercambiadores de placas logran una gran eficiencia ya que las corrientes de los dos fluidos circulan por canales muy estrechos, logrando una gran superficie de contacto entre ambos fluidos

Recuperación de energía mediante intercambiadores de calor de placas

Los intercambiadores de calor son equipos básicos para recuperar energía en instalaciones de climatización, calefacción o industriales. Los intercambiadores de calor de placas, por su elevada potencia específica (mucha potencia para el poco tamaño que ocupan) son idóneos para este fin, siendo muy utilizados especialmente en sistemas de recuperación de calor por purgas (debido a que son fácilmente desmontables y limpiables) y en aplicaciones, en general, donde se requiera trabajar con fluidos líquidos y sea imprescindible llevar a cabo un protocolo de mantenimiento que permita la limpieza frecuente.

Dentro de este tipo de aplicaciones se incluyen sistemas para recuperar energía en el agua de renovación de piscinas climatizadas, precalentamiento de agua para calderas o generación de agua caliente sanitaria usando energía solar térmica o fluidos térmicos residuales.

 

Si tiene dudas, comentarios o requiere mayor información técnica NO dude en contactarnos.