Estas dos bebidas son de alto consumo, pero hay algo que comparten en común dentro de su elaboración.

Si, así es, el dióxido de carbono (CO2) es lo que comparten en común, el CO2 es un gas incoloro e insípido.

Para la industria Cervecera de los procesos para su elaboración es la Carbonatación, para algunos cerveceros considerado como un ingrediente muy importante. La carbonatación es un rasgo importante de la cerveza, ya que le añade sabor, cuerpo e influye en el modo en que los aromas del lúpulo y la malta serán percibidos por quien la bebe. Es igualmente importante para la apariencia de la cerveza y para la consistencia de su espuma.

Para los refrescos es esa sensación de Burbujeo tan característica de los refrescos, además de ayudar a la conservación mediante atmósferas modificadas por CO2.

Sin embargo, en concentraciones de 10% de CO2 o superiores pueden causar pérdida de consciencia o muerte. A diferencia de los gases asfixiantes simples, el dióxido de carbono tiene la capacidad de provocar la muerte, incluso si se mantienen los niveles normales de oxígeno (20 a 21%).

Es por ello que se debe de contar con las medidas necesarias para detectar estas concentraciones en las áreas de producción y tanques de almacenamiento de CO2 y el resguardar la seguridad del personal que directamente o indirecta tengan que estar expuestos a estas áreas y manejo con este gas.

En Ecn automation podemos ayudarle son la asesoría y selección de los equipos adecuados para el monitoreos de las áreas del procesos donde pueda existir la una atmósfera con alta presencia de CO2

Equipos  Portátiles de la Marca Drager.

Tecnología de medición probada y fiable, unos sensores duraderos y un manejo sencillo garantizan un alto grado de seguridad con un coste de funcionamiento extremadamente bajo.

El práctico panel de control con dos botones y los sencillos menús de navegación permiten utilizar el equipo de forma intuitiva a pesar de ofrecer una amplia funcionalidad. La cubierta de protección de goma integrada y los sensores resistentes a los golpes proporcionan una seguridad añadida en caso de impactos o vibraciones.

Detector fijo medición IR .

Medición continua: el detector de gas Dräger Polytron IR CO2 controla la concentración de dióxido de carbono en el aire ambiente.

Dräger Polytron® 8720 IR es un transmisor a prueba de explosiones para la detección de dióxido de carbono en porcentaje de volumen o en ppm. Utiliza un sensor infrarrojo Dräger PIR 7200 de alto rendimiento que puede sumergirse en el agua sin sufrir daños. Además de una salida analógica de 4 a 20 mA de 3 hilos con relés, ofrece los protocolos Modbus y Fieldbus, lo que lo hace compatible
con la mayoría de los sistemas de control.