Dräger PIR 7200 es un detector de gases puntual infrarrojo antideflagrante que facilita una supervisión continua del dióxido de carbono. Diseñado para el uso industrial, el transmisor ofrece una óptica sin deriva. Y gracias a su robusto diseño, Dräger PIR 7200 se puede utilizar incluso en entornos muy adversos.

Estabiliza de señal avanzada.

Casi dos décadas después del lanzamiento del primer detector de gases por infrarrojos fijos, que obtuvo un enorme éxito en el mercado con más de 100.000 unidades vendidas, Dräger presenta ahora Dräger PIR 7200, que incluye la tecnología más innovadora del momento.

Dräger PIR 7200, basado en innovaciones patentadas, combina un diseño de máxima entrada de luz con una tecnología de cuatro haces que estabiliza las señales. El sistema óptico total no utiliza ninguna división de haces de luz, simplemente un conjunto de varios reflectores. Este sistema óptico de doble compensación es muy resistente a las influencias conocidas, como el polvo, la niebla o los insectos, que suelen acumularse en la cubeta de medición o sobre las superficies ópticas. Al no basarse en la recepción de imágenes, la señal de medición no se ve afectada por bloqueos parciales de los haces.

Este innovador sistema óptico garantiza la capacidad de Dräger PIR 7200 de cumplir con las exigencias del cliente en aplicaciones industriales y evitar las falsas alarmas, las frecuentes llamadas al servicio técnico y las desviaciones en la salida de la señal.

RESPUESTA RÁPIDA

De igual importancia es ser informado sobre posibles riesgos, como hacerlo, lo antes posible. Una alarma de activación rápida y fiable permite iniciar de inmediato las medidas de seguridad.

Con este fin, Dräger PIR 7200 ofrece un modo de respuesta configurable que permite al usuario elegir entre una respuesta “normal“ o de “alta velocidad“, según la aplicación. Cuando se usa la opción de “alta velocidad“ y se combina con el umbral de alarma más bajo posible, Dräger PIR 7200 reduce el tiempo de reacción cuando se produce una alarma. Las fugas se pueden detectar desde su fase más inicial.

MÚLTIPLES POSIBILIDADES DE CONFIGURACIÓN

Dräger PIR 7200 se entrega con las opciones predeterminadas óptimas, pero mantiene una flexibilidad constante que permite satisfacer las necesidades de los clientes según sus aplicaciones concretas. Independientemente de si se trata de rangos de medición reducidos o aumentados, o de señales especiales configurables (fallo, advertencia de bloqueo de haz, mantenimiento), estas características de Dräger PIR 7200 ofrecen la posibilidad de instalar cada dispositivo según las preferencias y necesidades exactas del cliente.

 

MÁXIMA FIABILIDAD: CERTIFICADO SIL 2

Largos años de experiencia en la fabricación de detectores de gas con tecnología de infrarrojos se han traducido en un aumento constante de la calidad de nuestros productos Ahora, Dräger PIR 7200 ha avanzado aún más, ya que todo el producto se ha desarrollado de acuerdo con la norma de seguridad funcional EN 61508. Esto es así tanto en el hardware como en el software del dispositivo.

Además, los excelentes parámetros detallados en el certificado SIL 2 (nivel de integral de la seguridad), expedidos por la asociación certificadora TÜV en Alemania, muestran que solo se dedica un 2 % de la asignación de SIL 2 al equipo, lo que aporta flexibilidad para elegir los sistemas de control y actuadores necesarios.

DRÄGER PIR 7200 OFRECE:

  • Características de respuesta linealizada para el dióxido de carbono
  • Múltiples posibilidades de montaje y configuración (señales según NAMUR NE 43)
  • Medición precisa y estable
  • Respuesta más rápida de menos de 1 segundo
  • Advertencia de bloqueo de haz por si se ensucia la óptica, lo que permite realizar un mantenimiento preventivo
  • Largos periodos de Mantenimiento
  • Intervalo ampliado de temperaturas de hasta +77 °C / +170 °F
  • Óptica de doble compensación y sin proyecciones (con tecnología de cuatro haces)
  • Capacidad multipunto de cable único mediante comunicación HART®
  • Salida de señal analógica convencional de 4 a 20 mA
  • Carcasa sellada herméticamente SS 316 L
  • Sin piezas móviles
  • Resistente al impacto y a las vibraciones de hasta 4 G
  • Autocomprobación continua en el contexto de la norma IEC/EN 61508
  • Desarrollado y fabricado de acuerdo con las directrices SIL, certificado SIL 2 por TÜV
  • Homologaciones Ex para el uso en todo el mundo: ATEX, IECEx, UL y CSA.
  • Autorización de polvo para zonas 21 y 22.
  • Vida útil típica superior a 15 años