Actualmente la forma de calibrar un sensor de temperatura requiere de ciertos elementos como un sensor patrón y un banco de calibración así como el tiempo que se requiere para realizar esta labor, ya que hay que desmontar el sensor a verificar. Esto regularmente se realiza deforma periódica con la finalidad de que el sensor este dentro del error permitido, por lo tanto nos lleva hacer un análisis en el que dependiendo de la frecuencia de calibración el riesgo y el coste varia.

Si en el proceso es importante tener un sensor calibrado y con el mínimo error, por lo tanto se calibrara de manera continua estableciendo periodos de calibración cortos para minimizar los riesgos… pero esto hace que nuestro costos sean elevados para minimizar los riesgo ya que se tendría que gastar tiempo y dinero en mantener la confiabilidad de la medición de este instrumento, que pasa si un día se decide que en lugar de calibrar periódicamente como lo se venia haciendo se extiende los intervalos de calibración los costos bajan pero nos lleva a tener un mayor riesgo donde podría afectar la calidad e inclusive al rechazo de producto y/o gran cantidad de lotes de producción perdidos así como los gastos de recursos como el tiempo, materias primas y energéticos

Endress+Hauser a desarrollando el primer sensor que se autocalibra incorporando un patrón de medición dentro del elemento sensor esto se basa en principio de temperatura de Curie, en el que nos indica que un material ferromagnético a una temperatura pierde su magnetismo y se comporta de forma como material paramagnetico. La temperatura de Curie en un material es constante que no cambia a lo largo del tiempo y no demuestra deriva, con el TM371 podemos logar esto ademas de que nos permite bajar certificados de la autocalibración efectuada.

La ventaja de este sensor, es reducir los costos de las calibraciones, pero sin dejar de hacerlas ya que este se calibrara continuamente incrementando los intervalos y reduciendo los riesgos.

Para más información consulta a nuestros asesores de ECN